jueves, 17 de febrero de 2011

RECTOR ULA SUSPENDIO CLASES INDEFINIDAMENTE


Obreros mantienen violencia en las calles merideñas

RECTOR ULA SUSPENDIO CLASES INDEFINIDAMENTE

*** Esta decisión solo afecta al núcleo Mérida de la Universidad, a pesar de ello los actos de Grado previstos para este viernes si se llevaran a cabo.

Euro Lobo (CNP 12.112)

(MERIDA/ESPECIAL) Con la intención de preservar la integridad física de los integrantes de la comunidad universitaria ante la desbocada violencia desatada durante las últimas 90 horas en la ciudad de Mérida, el Rector de la Universidad de Los Andes, Mario Bonucci Rossini anunció la suspensión de actividades académicas, de pre y pos grado, de investigación y administrativas en el núcleo Mérida de la Ilustre casa de estudios y por tiempo indefinido.
El anuncio lo hizo el Rector en horas del medio día, cuando ya los vándalos que se identifican con el sindicato de obreros de la Universidad de Los Andes, habían colapsado con violencia, las principales avenidas de la ciudad de los caballeros.
La policía a pesar de tener información de que la violencia seguiría hoy en la ciudad, apenas salió a tratar de imponer orden ya en horas del medio día.
El camión de control de orden público o “Grilla” se hizo presente en las inmediaciones de la avenida Don Tulio Febres Cordero, donde minutos antes los inadaptados con capucha habían decidido secuestrar un camión con el ánimo de incinerarlo, situación que evitaron los uniformados que también lograron la liberación del vehículo.
Los encapuchados, que fueron señalados como ajenos a la comunidad universitaria, decidieron refugiarse en las instalaciones de la facultad de medicina, por lo que los uniformados les persiguieron y omitieron la orden de autonomía del campus académico, ingresando con todo y “Grilla” a los patios de medicina.
El vicerrector administrativo de la ULA anunció que el bono de alimentación correspondiente al mes de enero de este año y que beneficia a los obreros de la máxima casa de estudios, fue depositado en sus cuentas y ya lo podían hacer efectivo. A pesar de esto, los dirigentes sindicales asumieron la lucha violenta para lograr mayor espacio político dentro del claustro universitario.
Por otra parte, estudiantes del Instituto Universitario Politécnico de Ejido IUTE, situado en el municipio Campo Elías del estado Mérida, decidieron salir a protestar en apoyo al oficialista Sindicato de Obreros de la ULA, cosa que ideológicamente no se le pudo hallar fundamento.
Con esta protesta los manifestantes ejidenses, colapsaron también el transito en el municipio Campo Elías durante toda la tarde de este jueves.
Los sindicalistas decidieron al inicio de la tarde de este jueves, marchar hasta el edificio del rectorado de la ULA, donde llegaron protegidos por la fuerza policial, y allí con saña y violencia gritaron improperios contra las autoridades e intentaron incluso tomar las instalaciones de forma violenta, todo ello a escaso 50 mts del edificio de la gobernación del estado y bajo la mirada complaciente de los policías regionales.
A pesar de ello las autoridades universitarias se reunieron con los decanos de todas las facultades y mantienen hasta el momento las evaluaciones sobre las condiciones en las que se pudiese hacer un llamado al reinicio de actividades.
A media tarde un grupo de representantes sindicales fueron recibidos por las autoridades, los mismos ingresaron al Rectorado aun con violencia y vociferando por los pasillos, tratando de amedrentar a quienes les recibieron con la intención de entablar el diálogo para lograr soluciones pacificas al conflicto que ésta minoría ha planteado y que afecta no solo a la comunidad universitaria, si no a una ciudad que ha colapsado durante los últimos 4 días. 







A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA DE LA REGIÓN ANDINA Y DEL PAÍS

MARIO BONUCCI ROSSINI
RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE LOS ANDES

En ejercicio de las atribuciones legales que le confiere el numeral 12 del artículo 36, de la Ley de Universidades,
Considerando
Que en horas de la noche del 15 de los corrientes un grupo de encapuchados tomó por asalto la sede de la Facultad de Farmacia y Bioanálisis, obligando a los vigilantes a abandonar su sitio de trabajo, en consecuencia dejando desguarnecida esta Facultad.
Considerando
Que en horas de la madrugada día 16 de los corrientes, algunas  instalaciones  de la Universidad, fueron invadidas por personas en forma violenta. De igual manera, en otros espacios universitarios cerraron las puertas impidiendo el ingreso de los estudiantes, situación similar se presentó en las dependencias de Ingeniería y Mantenimiento y Servicios Generales, Departamento de Transporte, donde los obreros declarados en una suspensión de actividades impiden la salida de vehículos, materiales y equipos de trabajo.
Considerando
Que en el día de hoy persiste una situación de violencia en las adyacencias de las edificaciones de nuestra institución. Que personas encapuchadas se refugian en los ambientes universitarios. Que estos actos de violencia han causado severos daños a las propiedades de la Universidad y a la propiedad privada, así como también han ocurrido ataques físicos a miembros de la comunidad universitaria. Todo esto trae como consecuencia un estado de inseguridad y riesgo para el desarrollo normal de las actividades que le son propias al Núcleo Mérida, creando un clima de zozobra en la comunidad universitaria y en la colectividad merideña.

Considerando
Que ha sido amenazada una Decana con la destrucción de vehículos de su Facultad, si ella persistía en mantener abiertas las puertas de su dependencia.
Considerando
Que el Consejo Universitario y las Autoridades de la Universidad han hecho todos los esfuerzos posibles por atender las demandas del sector obrero, pero para cumplir sus requerimientos se requieren desembolsos de recursos financieros que la Universidad no posee, puesto que estamos sometidos a severas restricciones presupuestarias; como consecuencia de la repetición del presupuesto de gastos de funcionamiento desde el año 2007. Este presupuesto es del orden de los 70 millones de bolívares fuertes. Es el mismo del 2007 a pesar de la creciente inflación registrada hasta la fecha, que ha hecho que esta cantidad haya perdido más del 70% de su valor efectivo.
Considerando
Que ya el Consejo Universitario, y las mismas Autoridades han creado las comisiones respectivas que deben, nuevamente, cuantificar las deudas que se tiene, no sólo con el sector obrero, sino con todos los miembros de la comunidad universitaria. Que al concluir esta cuantificación estas mismas comisiones se trasladarán hasta el Ministerio de Educación Universitaria para hacer las exigencias del caso.

Considerando
Que los hechos de violencia antes indicados, afectan sensiblemente el normal funcionamiento de la Universidad, evidencian el grado de inseguridad y de indefensión en que se encuentra nuestra comunidad y que de no tomarse las medidas correspondientes se pudieran generar consecuencias imprevisibles.
                                                
Acuerda
1. Deplorar todo acto de violencia dentro del recinto universitario y fuera de él.

2. Rechazar de manera categórica y enérgica los hechos protagonizados por algunas minorías violentas que vulneran las reglas básicas de la convivencia democrática.

3. Suspender hasta nuevo aviso las actividades académicas y  administrativas en todo el Núcleo Mérida.

4. Iniciar las averiguaciones correspondientes a los fines de determinar la responsabilidad del caso.


5. Solicitar formalmente a las autoridades correspondientes, la protección y seguridad de los edificios y construcciones situados dentro de las áreas donde funciona la Universidad, y las demás medidas que fueren necesarias a los fines de salvaguardar y garantizar el orden público y la seguridad de las personas y de los bienes, aun cuando estos formen parte del patrimonio de la Universidad (art. 7 de la Ley de Universidades).

6. Mantener la suspensión, hasta nuevo aviso, con excepción de Vigilancia, Bomberos Universitarios, Emergencia del CAMIULA, Bioterios, Jardín Botánico, Medios de Comunicación de la Universidad (prensa, radio y televisión), Empresas Rentales, pasantías de pregrado y postgrado que se desarrollan en el Hospital Universitario de Los Andes, así como cualquier otra actividad cuya paralización conlleve a daños irreparables.

7. Se mantiene la programación de los grados académicos pautada para el día viernes 18 de los corrientes.

8. Hacer  público el presente acuerdo.

En Mérida, a los diecisiete días del mes de febrero del año dos mil once.

Mario Bonucci Rossini
Rector de la Universidad de Los Andes