lunes, 11 de junio de 2018

Construyendo País rescató parque Bio Saludable de La Cruz Verde


Trabajando por lograr una ciudad de altura


Euro Lobo / CNP: 12.112

(11/06/2018).- Comprometidos con la imagen de una Mérida que debe ser una ciudad de altura, los miembros de la Fundación “Construyendo País”, se avocaron a la tarea de limpiar, recuperar y rehabilitar el Parque Bio Saludable del sector “La Cruz Verde” en la Parroquia “El Llano”, el cual se encontraba totalmente abandonado.



La idea de Parques Bio Saludables se ha impuesto en las ciudades más desarrolladas del mundo, la gestión emprendida por Carlos García los presentó en la ciudad, dotando a más de 27 espacios públicos de maquinas y caminerías que, abrieron la oportunidad para que los merideños se ejerciten y mantengan espacios de esparcimiento sanos y seguros.


Leonardo Cerrada, concejal y activista de la Fundación “Construyendo País”, lideró la actividad que convocó a más de 20 constructores, que peinilla en mano, se dejaron apoyar por vecinos del sector quienes aportaron herramientas y manos amigas para desmalezar el espacio.


Desde esta fundación, explicó Cerrada, se ha adelantado una modesta agenda social que ha beneficiado a los pacientes del IAHULA, la Unidad de Larga Estancia del Ambulatorio Venezuela, diversas comunidades populosas de la ciudad e incluso abuelitos merideños.



Garante de políticas que aporten soluciones y beneficien a los merideños, los miembros de la Fundación “Construyendo País”, se han dado a la tarea de trabajar comprometidamente por lograr una ciudad de altura, afirmó el concejal quien aseguró que el objetivo de estos jóvenes, no es la confrontación si no el bienestar de los merideños. (Prensa Fundación Construyendo País)

domingo, 3 de junio de 2018

Jesús Eucaristía recorrió las calles merideñas


Cuatro nuevos diáconos se ordenaron para el servicio

*** A pesar de la amenaza de lluvia, el Santísimo Sacramento trajinó las calles merideñas en una ceremonia llena de fervor y amor demostrado por los fieles que culminaron en la Fiesta de Ordenación Diaconal de cuatro seminaristas locales.

Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112

(Mérida / Especial) ¡Shhhiiii! Con autoridad emitió un miembro del Seminario Mayor a otros seminaristas que con algarabía esperaban que la procesión del Cuerpo y la Sangre de Cristo, saliera de la Capilla del Seminario San Buenaventura de Mérida, el pasado domingo 03 de junio, día en que el calendario litúrgico católico celebra la fiesta del Corpus Christi.



La mañana luciá fría, característica de la Mérida de antaño, la procesión saló del Seminario para recorrer la calles locales, la Custodia con la Sagrada Forma, recorrió las calles del casco histórico de Mérida, visitando las parroquias y capillas de la zona Centro Norte de la ciudad, acompañada del Obispo Auxiliar Monseñor Luis Enrique Rojas, los sacerdotes formadores de los seminaristas, los diáconos permanentes, todos los estudiantes del San Buenaventura y un nutrido grupo de fieles.



Visitó la Iglesia de Nuestra Señora del Espejo, se detuvo en la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, entró a la Iglesia de San Juan Bautista de Milla, pasó por la Rectoría de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, La Tercera, saludó en la Capilla de El Carmen y finalmente entró a la Basílica Menor de la Inmaculada Concepción, Catedral de Mérida, donde fue recibida por el Párroco el Padre Eduard Molina.


La eucaristía fue presidida por Su Eminencia Baltazar Enrique Cardenal Porras Cardozo, Arzobispo Metropolitano; ceremonia que sirvió para consagrar en el orden del diaconado a los acólitos Daid Josué Avendaño Trejo, natural de la parroquia San Isidro Labrador de El Valle, Jimmy Alberto Peña Monsalve, de la parroquia Santiago Apóstol de Lagunillas, Guzmán Alveiro Contreras Cáceres de la parroquia Santa Bárbara de Guaraque y Jean Carlos García Contreras de la parroquia Santuario de San Buenaventura de Ejido.


En la homilía, el príncipe de la Iglesia recordó que la Fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo representan los Sacramentos de la Eucaristía y el Sacerdocio, “ambos ligados íntimamente con la entrega de la vida, con la donación, con el servicio, con la ayuda al prójimo que es la manifestación de ese autentico Amor a Dios”.



Aseguró que los católicos bautizados necesitan la eucaristía para calmar el hambre espiritual, “así como necesitamos el pan de cada día para no morir de hambre en una realidad que padecemos actualmente, en un país en el que se hace difícil obtener lo mínimo, lo necesario y lo adecuado”.



Es necesario alimentar la vida con “esos valores que decimos llevar en el corazón”, puntualizó el Cardenal, quien agregó que “en esta fiesta es oportuno que tengamos la necesidad de hacer a Cristo Cuerpo y Sangre de nosotros mismos”. (03/06/2018)  

    

domingo, 6 de mayo de 2018

Reporteros Gráficos celebraron su día en Mérida


Con una eucaristía de acción de gracia

Euro Lobo / CNP: 12.112 / CRGV: 1.419

(Especial).- En medio de un ambiente de recogimiento y oración, los miembros del Círculo de Reporteros Gráficos de Venezuela Seccional Mérida, celebraron este domingo 6 de mayo, los 73 años de fundación de su gremio y el Día Nacional del Reportero Gráfico.



En esta época de austeridad, los profesionales de la imagen participaron en la eucaristía del sexto domingo de Pascua en la Basílica Menor de la Inmaculada Concepción Catedral de Mérida, donde el Arzobispo local, su Eminencia Baltazar Cardenal Porras, acompañado del Párroco, Presbítero Eduard Molina y su Vicario Presbítero José Luis Nava, concelebraron los actos litúrgicos.

El comunicador grafico “es una profesión necesaria y muy peligrosa en el mundo de hoy”¸aseguró su Eminencia al comenzar su homilía, quien reconoció que es un oficio que “en algunas oportunidades pone en juego hasta la misma vida del profesional”.  



Puntualizó el príncipe de la iglesia, que en esta época, donde hay regímenes que intentan ocultar la verdad, “una foto, un video, una película, se convierten en documentos irrebatibles ante la atrocidad”.

Recordó que “este oficio debe encararse como un servicio” para toda la comunidad y para que cada uno, “pueda sacar las conclusiones que generen las imágenes, las evidencias graficas que presentan estos profesionales”.



Es de rescatar que en la celebración, junto a los profesionales activos de la imagen, también participó Gerardo Acosta “La Locha”, reportero gráfico de alto aprecio en la ciudad y en el gremio, que el pasado fin de año sufrió una enfermedad delicada y que actualmente se encuentra en franca mejoría, presencia que puso la nota alegre y de esperanza en un corporación diezmada por la diáspora actual y la persecución a la que se ha sometido.

  

miércoles, 2 de mayo de 2018

Sacerdotes merideños se diplomaron en Proyectos Sociales


Dictado por FACES

Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112

(MERIDA / ESPECIAL).- La Arquidiócesis de Mérida se encuentra de pláceme, pues un nutrido grupo de clérigos logró culminar con éxito el Diplomado sobre Proyectos Sociales para la Iglesia, dictado por la Universidad de Los Andes a través  de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales.



Este miércoles 3 de mayo, fueron conferidos los pergaminos a los sacerdotes que lograron la meta, el acto académico que se realizó en el Paraninfo del edificio del Rectorado de la principal casa de  estudios superiores de la ciudad, fue precedida por una eucaristía de acción de gracias que presidio su Eminencia Baltazar Cardenal Porras.

La celebración eucarística fue concelebrada por el obispo Auxiliar de la Arquidiócesis, quien también culminó los estudios del diplomado, por el párroco universitario Reinaldo Muñoz y por el rector del Seminario San Buenaventura de Mérida Alexander Rivera.



Al finalizar la eucaristía el Rector de la ULA, Mario Bonucci confirió a los diplomados el certificado de haber culminado con éxito estos estudios, donde para finalizar el presbítero Jhonni Mora, director del Seminario, dirigió unas sentidas palabras de motivación, las cuales fueron recibidas por sus hermanos en el sacerdocio, animados para seguir aprovechando las oportunidades para el crecimiento personal, la Gloria de Dios y el bien de la feligresía. (02/05/2018).-

miércoles, 25 de abril de 2018

“Trabajen, estudien y hagan lo que les corresponde para que Dios haga el resto”


Monseñor Luis Enrique Rojas a los jóvenes de Bailadores

*** En la visita pastoral que también conmemora el primer año del fallecimiento del sacerdote Ramón Emilio Pernia

Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112

(Mérida / Especial).- Con un mensaje de fe y esperanza, el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Mérida, Monseñor Luis Enrique Rojas llegó a los planteles educativos de Bailadores, municipio Rivas Dávila, donde realiza su visita pastoral desde el pasado domingo 22 de abril.


Ante la crítica situación por la que atraviesa el país, el prelado recordó la diáspora de educadores, “que ya no ganan ni para pagar un pasaje, menos aún, para cubrir otros gastos”.

El pastor merideño pidió a los responsables directos de la educación local, “que no abandonen el compromiso de educar para la vida, ya con el hecho de que muchos de nuestros niños no tengan a sus padres junto a ellos, es triste también saber que los profesores se están yendo en la búsqueda de mejorar su calidad y nivel de vida”.

En su encuentro con los habitantes del  pueblo, Monseñor motivó a todos los docentes para que continúen trabajando en medio de tanta crisis, a los escolares les pidió “dar lo mejor de sí, puesto que los momentos de crisis se superan estudiando, trabajando y haciendo cada quien lo que le corresponde para que Dios haga el resto”.



En la visita pastoral, el Obispo Auxiliar confirmará a los jóvenes que se han preparado para recibir al Espíritu Santo, en una ceremonia que se realizará el próximo domingo 29 de abril, cuando se cumpla un año de la muerte del inolvidable Pbro. Ramón Emilio Pernia.

viernes, 20 de abril de 2018

Monseñor Luis Enrique Rojas pidió fortalecer la devoción la Virgen de Coromoto


En la clausura de los Ejercicios Espirituales del Clero de Punto Fijo

Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112

(Especial).- El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Mérida, Monseñor Luis Enrique Rojas, concelebró la eucaristía que puso punto final a los ejercicios espirituales de los sacerdotes de la Diócesis de Punto Fijo, ejercicios que tuvo la responsabilidad de predicar el prelado merideño.

La eucaristía final tuvo lugar en el Santuario de la Virgen de Coromoto, celebración que fue presidida por Monseñor Carlos Cabezas, Obispo de Punto Fijo y concelebrada por Monseñor Roberto Lucker, Arzobispo Emérito de Coro, y el pastor merideño Mons. Luis Enrique Rojas Ruiz.

En la predicación de la homilía del día de clausura, Monseñor Luis Enrique recordó que, al ser ordenado sacerdote, un 11 de septiembre, su promesa fue celebrar en el primer templo votivo de Venezuela, ofrecimiento que cumplió ese día.

Al dirigirse a sus hermanos presbíteros, el pastor de Mérida insistió en la importancia de fortalecer la devoción a la Virgen María, sobre todo bajo la advocación nacional de “La Coromoto”.


Rememoró la importancia que, para cada sacerdote debe tener el amor a la Madre de Dios en el ejercicio de su vocación y pidió, no desanimarse en momentos de crisis como los que hoy se vive en Venezuela, afirmó que, el desánimo y la resignación no son de cristianos, “menos de clérigos continuadores del Sacerdocio de Cristo”.

Para finalizar su predicación Monseñor Luis Enrique oró por Venezuela y con esta celebración se unió a la jornada de oración por Venezuela propuesta por la CEV.

En el Templo fueron recibidos por el Padre Allender José Hernández Bastidas, Rector del Santuario Nacional y del nuevo seminario Nuestra Señora de Coromoto.

domingo, 8 de abril de 2018

“A fuerza de Fe y optimismo lo vamos a lograr”

El Obispo Auxiliar de Mérida en la Fiesta de la Divina Misericordia

*** Este acto litúrgico congregó a gran cantidad de fieles, el prelado anunció que, “en este día celebramos en la calle como el Santo Padre nos invita, saliendo de los templos para vivir la liturgia al lado del pueblo, venciendo al mal desde la calle”.

Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112


(MÉRIDA / ESPECIAL).- Este domingo 8 de abril, cuando la Iglesia Católica celebró el II Domingo de Pascua y el día de Jesús de la Divina Misericordia, el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Mérida, celebró la eucaristía propia del día, acompañado de los presbíteros de la zona centro norte de la ciudad, en un altar previsto para la ocasión ubicado en la esquina de la avenida tres con calle 18, a las puertas del Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, Iglesia La Tercera.


En su homilía el Obispo solicitó que se mire la actual situación del país a través de la Misericordia de Dios, pidió que cada cristiano evalué si este tiempo pascual ha servido para lograr el cambio interno en cada uno y aseguró que, es necesario primero el cambio interior para luego lograr el cambio tan ansiado de una sociedad como la venezolana.


Dichoso el que cree sin haber visto


Reflexionó el jerarca sobre la invitación que el evangelio del día hace al narrar el encuentro del Resucitado con el incrédulo apóstol, “yo no he visto lo que está por venir, una Venezuela prospera, libre, grandiosa, pero creo en ella sin haberla visto porque la fe me convence de ello. Estamos por verla, por ello hay que seguir trabajando sin desfallecer”.


“A fuerza de fe, de creer, de optimismo, de estar convencido de lo que queremos, lo vamos a lograr” aseveró Monseñor Luis Enrique Rojas quien prosiguió en la reflexión afirmando, “lo vamos a lograr con la ayuda misericordiosa de Dios”.


La Misericordia de Dios ayudará a Venezuela


El dignatario prosiguió su homilía señalando que muchas veces le han preguntado hasta cuando Dios permitirá tanto sufrimiento, a lo que responde, “hasta que el venezolano levante su frente en alto y se dé a respetar, hasta que dejemos de pelear los unos a los otros, hasta que ya no aceptemos más una bolsa de comida corrupta e incompleta que no llega a todos, hasta que aprendamos que el carnet de identidad es uno solo, hasta que nos hagamos respetar cumpliendo con nuestros deberes ciudadanos, hasta que el venezolano entienda que no debe dejarse llevar por bonos y dadivas que se convierten en pan para hoy y hambre para mañana”.


Finalizó implorando que ni el desánimo ni la resignación se impongan, “que la fe, la fortaleza, el deseo de vivir y los valores de Cristo Misericordioso que nos invita a ponernos de pie, nos haga decir en voz alta que queremos vivir en paz, justicia y libertad” (08/04/2018)

 




domingo, 1 de abril de 2018

Exposición de Arte Sacro y Festival de los 7 potajes en “Lusitanos”


Alianza estratégica entre La Catedral y el sector empresarial merideño
  
Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112

A través de una alianza estratégica, los párrocos de la Iglesia Catedral de Mérida Presbítero Eduard Molina y el vicario Presbítero José Luis Nava, conformaron un “Consejo de amigos de La Catedral”, involucrando al sector empresarial merideño con el fin de animar la conservación, restauración y cuidado de las obras de arte que se encuentran en custodia en la principal Iglesia merideña.


Así lo dio a conocer el Padre Eduard quien afirmó que, dentro de las actividades propuestas en el marco de esta agenda cultural y religiosa, el sábado santo se realizó en el restaurant “Lusitano” el Primer Festival de “los 7 Potajes”.



El “Consejo de Amigos de La Catedral”, está conformado por representantes del quehacer cultural merideño, de la Gobernación del Estado a través de la Fundación para el Desarrollo Cultural, los empresarios turísticos y el mundo empresarial personificado por José Luis Rodríguez con su empresa “Lusitanos” y Ricardo Velazco con “La Estancia La Vera Cruz”, refirió Molina.

Arte Sacro

Como resultado de esta alianza, en el restaurant “Lusitanos”, se presentó durante esta Semana Santa y quedará abierta al público por una temporada, una exposición de “Arte Sacro” la cual muestra diversos objetos de culto sagrado que datan desde el año 1842, como casullas finamente bordadas con hilos de oro, cálices y copones, candelabros y crucifijos y un misal, destacando las bellas custodias que forman parte del acervo histórico cultural de la Catedral merideña.



Explicó el párroco de la principal Iglesia de la ciudad de Mérida que, “la idea es mostrar lo que la Catedral tiene, en una exposición de Arte Sacro que se denomina –Las huellas de la Semana Santa-, exhibición que consolida la alianza con el sector privado y que fortalece el sincretismo religioso cultural del estado.

Los 7 potajes

Una tradición antiquísima del estado Mérida, es compartir la comida en familia durante la Semana Mayor, explicó Eduard Molina, natural de los pueblos del Sur merideño, donde aprendió que la riqueza del encuentro “está en comer con los familiares y amigos, en una muestra de solidaridad, fraternidad y colaboración”.  



Al numerar los platos que se comparte, explicó el presbítero, los locales buscaron la plenitud representada por el 7 en la tradición cultural del evangelio, preparando una mesa abundante en la que todos colaboran para su preparación y que comen en señal de agradecimiento a Dios (01/04/2018)  





jueves, 29 de marzo de 2018

Cardenal Porras lavó los pies de pacientes de la Unidad de Larga Estancia en Mérida


Acompañado del Obispo Auxiliar Luis Enrique Rojas
  
“El afecto, la amabilidad, el servicio, la preocupación de los unos para con los otros, es la mejor medicina para todos” recordó el Cardenal en su homilía

Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112

(MÉRIDA / ESPECIAL).- Al recordar este jueves Santo, el sentido del Amor de Dios en la celebración de la Misa del Lavatorio de los pies, su Eminencia Reverendísima Baltazar Cardenal Porras, Arzobispo de Mérida, acompañado del Obispo Auxiliar Luis Enrique Rojas, enjuagó los pies de 12 pacientes internos en la Unidad de Larga Estancia que funciona en las instalaciones del Hospital Sor Juana Inés de La Cruz, Ambulatorio Venezuela.
 
El Cardenal lavó los pies de los pacientes en cama
La austera ceremonia reunió a 30 internos de la unidad de larga estancia, a sus médicos, personal sanitario, pacientes, familiares y feligreses, que se congregaron para compartir con el príncipe de la Iglesia y sus presbíteros, esta santa ceremonia que se llenó de sencillez y emotividad.
 
El Cardenal, el Obispo Auxiliar, el Párroco de El Sagrario y su Vicario concelebraron la eucaristía
En su homilía el prelado recordó la crisis por la que el sistema sanitario atraviesa en Venezuela, “esto nos obliga a estar más atentos, pues ninguno de nosotros estamos exentos de necesitar estos cuidados”, a la vez se refirió a aquella medicina “que tanta falta nos hace a todos, que es el afecto, la amabilidad, el servicio, la preocupación de los unos para con los otros”.  
 
Monseñor Luis Enrique Rojas enjuago los pies de los pacientes en sillas de ruedas
Reconoció el trabajo de los médicos, enfermeras, laboratoristas y voluntarios que están pendientes de los pacientes recluidos en esas instalaciones, elevó una oración por ellos “y por los que están más arriba” que son responsables de las políticas sanitarias, para que encarnen el juramento hecho en el servicio y la atención del más necesitado.

Un abrazo…

Al finalizar la homilía y antes de la ceremonia del lavatorio de los pies, Giovanny Dávila paciente recluido en la unidad de larga estancia, agradeció a Su Eminencia, al Obispo Auxiliar y a los presbíteros que asistieron, su acompañamiento en estos momentos, “un abrazo, una muestra de cariño, eso es muy grande para nosotros”.
Familiares, médicos, enfermeras, pacientes, personal directivo, voluntarios y amigos participaron de la ceremonia

Una iglesia en las periferias

Por su parte el padre Eduard Molina, párroco de El Sagrario, espacio donde se ubica el centro sanitario, recordó el deseo de Su Santidad de vivir una iglesia en la periferia, “al encuentro de la cara del Cristo sufriente” como signo de la compasión, del amor y de la cercanía de la Iglesia.



Finalizó la emotiva ceremonia con un recuerdo especial a las víctimas de la masacre del retén policial de Valencia estado Carabobo, hecho recordado en la homilía del Cardenal y en la oración de los presentes, que como uno solo, participaron en este acto de unidad con la iglesia, de servicio hacia los hermanos más necesitados y de agradecimiento por la institución del sacramento de la eucaristía y el sacerdocio. (29/03/2018)

martes, 27 de marzo de 2018

Arquidiócesis de Mérida celebró Misa Crismal en unión con su presbiterio


Orando por la unidad de Venezuela y por el recuerdo de los que se han marchado

Euro Lobo SSCC / CNP: 12.112

(MERIDA / ESPECIAL).- La mañana del martes 27 de marzo, los presbíteros y párrocos de la Arquidiócesis de Mérida, celebraron junto con su pastor, Su Eminencia Baltazar Cardenal Porras y su obispo auxiliar Monseñor Luis Enrique Rojas, la Misa Crismal que conmemora la unidad de la Iglesia Católica, en la que también se bendicen los Santos Oleos y se consagra el Santo Crisma.

Rodeado de los monaguillos de la Arquidiócesis, el Cardenal y su Obispo Auxiliar ratificaron la unidad de la Iglesia.

Esta celebración, en la que los sacerdotes, bañados con el óleo de la alegría, renuevan su voto de obediencia a la Iglesia, al Papa y a su Obispo, estuvo signada por la oración especial por todos aquellos venezolanos que se han marchado de su patria en busca de mejores oportunidades, así lo refirió el Cardenal Porras al iniciar la homilía del día.

Todas los párrocos y religiosos de la Arquidiócesis participaron en la Misa Crismal 

El párroco de la Catedral merideña, padre Eduard Molina ratificó que, “consagramos los santos oleos, que significan que somos una iglesia consagrada, ungida por el Espíritu para anunciar la buena noticia, para ser profetas de Dios en un pueblo que necesita tanto de las voces de libertad”.

Se Consagró el Santo Crisma y se bendijeron el Óleo de los Catecúmenos y el de los enfermos 

En esta ocasión, el aceite para preparar los Santos Oleos fue donado por los feligreses, pero el grueso de ello, fue fruto del amor demostrado por un sacerdote merideño que actualmente cursa estudios y ejerce su ministerio en Roma, lugar desde donde envió el caritativo donativo para preparar los aceites santos, en especial el Crisma que este año se caracterizó por su aroma a eucaliptos, planta arraigada en el municipio Arzobispo Chacón, en memoria del Arzobispo Constructor, Monseñor Acacio Chacón Guerra.

Al Santo Crisma este año se le impregnó con el olor del eucalipto, en homenaje a Monseñor Acacio Chacón Guerra


Al finalizar la eucaristía solemne, los concejos parroquiales de los pueblos merideños, rindieron el fruto de la Campaña Compartir del año 2018, y mientras retiraban los oleos del presbiterio, inmortalizaban su vista con una fotografía al lado del pastor de la grey merideña. (27/03/2018)

El Cardenal distribuyó la comunión a los monaguillos de la Arquidiócesis 

Los consejos parroquiales rindieron el fruto de la Campaña Compartir del Año 2018.