martes, 9 de junio de 2015

Levantaron paro de transporte en El Vigía

Euro Lobo SSCC / CNP 12112


Luego de permanecer 32 horas en paro general de transporte, los profesionales del volante del municipio Alberto Adriani de la ciudad de El Vigía en el estado Mérida, decidieron levantar la protesta, la misma a la que ya se habían sumado pequeños grupos de comerciantes y el pueblo del sur del lago en general.

Al mediodía de éste martes los transportistas se reunieron en las instalaciones del Terminal de Pasajeros de la ciudad de El Vigía con el delegado por el gobernador del estado Hugo Peña, con el fin de discutir las desavenencias que conllevaron a esta protesta, que a pesar del interés de algunos radicales, se mantuvo durante todo este tiempo de manera pacífica.

Los profesionales del volante reclamaron por la inseguridad, la falta de abastecimiento de repuestos, cauchos, baterías para los vehículos, deficiencias en la atención sanitaria en el Hospital II de la ciudad de El Vigía, entre otros puntos.

A pesar de los encuentros y desencuentros en las conversaciones y a pesar de la ausencia del gobernador regional, los conductores aceptaron el dialogo con Peña, quien les prometió entre otras cosas que el próximo jueves serán recibidos en la gobernación del estado para acordar una fecha en la que se podrá hacer un operativo de venta de repuestos, cauchos y baterías a precios solidarios para los profesionales del volante en la ciudad de El Vigía, el representante del gobernador afirmó que le primer mandatario regional pensaba que este operativo ya se había hecho en esta zona.

Para solventar los temas referentes a la inseguridad y al Hospital, el representante gubernamental se comprometió a realizar diferentes mesas de trabajos con fin de buscar las soluciones más viables a estos conflictos.

Así, a la una de la tarde de éste martes se puso fin a una protesta donde los vigienses demostraron civismo, donde no se dejaron apabullar por las conductas impropias de quienes pretendieron atropellar a los manifestantes, ni por la violencia que desde la autoridad se pretendió imponer para amedrentar a quienes reclamaban con justicia.

A este paro se sumaron no solo los conductores de taxis, que ya son mas de 3 mil en esta zona, se sumaron los moto taxistas que también sufren por el desabastecimiento y la inseguridad, se acoplaron los “rapiditos”, los chuferes de rutas urbanas y extra urbanas, los volqueteros y los conductores de carga pesada, aunque algunos hoy pretendan negarlo, los comerciantes también fueron parte de la protesta, asegurando que lo hicieron por solidaridad y no por amenazas como algunos han pretendido hacerlo ver.


Los adrianistas han demostrado el carácter cívico y democrático del poder ciudadano, ejercido desde las trincheras de la protesta pacífica con el fin de lograr el bien común, eso sí, anunciaron que de no conseguir las reivindicaciones reclamadas, las calles volverán a ser el escenario.