sábado, 12 de diciembre de 2015

Se abrió la Puerta Santa de La Misericordia en Mérida

Euro Lobo SSCC / CNP 12.112


Con la alegría propia de quienes se sienten amados por El Señor, los merideños participaron jubilosamente la mañana de este sábado de los actos litúrgicos para la Apertura de la Puerta Santa de La Misericordia en la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción. 


Aún de madrugada los fieles se reunieron en cada una de las parroquias metropolitanas, marcharon en peregrinación hacia el centro de la ciudad acompañados de los primeros rayos del sol navideño que les condujeron hasta la colonial Iglesia de El Carmen, donde iniciaron el protocolo litúrgico.
A las 7 de la mañana, el Arzobispo metropolitano Monseñor Baltazar Porras acompañado del Obispo auxiliar Monseñor Alfredo Torres y los párrocos de la zona metropolitana merideña, caminaron en procesión hasta la puerta sur de la Iglesia Catedral, puerta que se eligió como puerta de la Misericordia para este año jubilar.


“Esta es la Puerta del Señor. Los justos entrarán por ella. Ábranse las puertas de la justicia. Y entraré para dar gracias al Señor.” Con esta fórmula el Arzobispo emeritense empujó la puerta de la Catedral que se eligió como Puerta de la Misericordia, oró bajo su umbral y luego entró en la Basílica inaugurando formalmente el Año Santo de la Misericordia en nuestra ciudad.

“Así como nos cuesta abrir la puerta de nuestra casa, este acto es un llamado a la fraternidad, a superar todo tipo de división, de rencor, de odio que pueda haber en nuestro corazón” afirmó Monseñor Porras quien también dijo que el Año de la Misericordia “es para purificarnos y para encontrar caminos de consenso, de concordia y de dialogo que tanta falta nos hace a los venezolanos”.


La Puerta Santa de la Misericordia estará abierta todo el año jubilar que concluirá en noviembre del 2016 con la Fiesta de Cristo Rey del Universo, este es un tiempo de gozo que la iglesia ha dispuesto para la reconciliación en el amor fraterno del Padre. En éste año los fieles podrán ganar indulgencias plenarias, es decir, la remisión de todos los pecados, siempre y cuando cumplan con lo pautado, llegar a la Puerta Santa en peregrinación, confesión oportuna de todos los pecados, cumplir con las obras de misericordia y rezar por las intenciones del Santo Padre.


El próximo 14 de diciembre todos los sacerdotes de la zona metropolitana de Mérida estarán dispuestos en la Parroquia “Nuestra Señora del Rosario” en la Otra Banda, para oír en confesión a los fieles que estén dispuestos al arrepentimiento, esta jornada se repetirá en otras parroquias durante el jubileo y se constituye en momentos oportunos para redimensionar la vida de los fieles.