viernes, 8 de febrero de 2013

Primera Corrida de Casta del 2013 en Merida

Lluvia de orejas en la primera corrida de abono de la Feria Internacional del Sol
 
Por: Oscar Eduardo Fernández-Guillén.
@OscaritoFG

Mérida, Venezuela.- La expectativa por el atractivo cartel de la primera corrida de toros del Carnaval Taurino de América 2013, celebrada en la ciudad de Mérida el pasado día viernes 08 de febrero, se hizo sentir en el coso taurino de Las Américas con rotundo apoyo por parte de los aficionados y público en general; toda vez que el respetable colmó el graderío monumental hasta alcanzar los tres cuartos de entrada. La proximidad del carnaval también se hizo sentir en las decisiones de la autoridad taurina, plena de benevolencia y fuente de regalías.

En tarde fría y parcialmente pasada por agua fue lidiado un encierro colombiano de Juan Bernardo Caicedo, bien presentado, descastado y sin recorrido, salvo el 4° y 5° de lidia ordinaria quienes se dejaron más que sus hermanos; más un toro de la ganadería venezolana “Santa Fe” para rejones. El tercero de lidia ordinaria ameritó su devolución a raíz de la pérdida de la pezuña al término del segundo tercio, con lo cual se sustituyó por el primer sobrero de “Santa Fe”, ejemplar que resultó ser lo mejor del día en cuanto a rendimiento, aunque poseía escaso trapío.

El rejoneador José Luis Rodríguez abrió el festejo con un toro de “Santa Fe”, bastante distraído a la grupa del caballo y aplomado. Con dificultad logró clavar un par de rejoncillos seguidos de algunos palitroques con la ayuda de los subalternos. El manso cornúpeta saltó al callejón y cundió el pánico en dicha localidad, repleta de figurines y más de un asomado. La suerte le acompañó al emplear el rejón definitivo y tras la rápida caída del astado recibió la primera oreja de la tarde ante la sorpresa de muchos por la falta de petición evidenciada.

Manuel Díaz “El Cordobés” inició el toreo a pie con un ejemplar de Juan Bernardo Caicedo sin condiciones. Esta primera faena resultó más de bostezos que de detalles artísticos. Su segunda presentación contó con la fortuna de un mejor oponente. Al segundo del lote logró propinar buenos naturales y otros muletazos con la mano diestra. La astucia afloró en “El Cordobés” al tiempo que menguaba el poco gas del animal y, en consecuencia, echó mano del toreo para el tendido con su célebre salto de la rana que no denotaba las facultades de otrora. Con tres cuartos de espada despachó sin puntilla y recibió las dos orejas por parte de la caritativa presidencia. Desde la arena su subalterno de confianza aupaba al público e insistía a usía para que también concediese el rabo. Craso error que debería ser sancionado.

Juan José Padilla tampoco logró tocar pelo en su primer toro, cuyas bondades fueron mermadas. Tan solo logró levantar al soberano durante el tercio de banderillas, cubierto con acierto y facilidad. No obstante, el segundo del lote cambió el desolador panorama del jerezano. Si bien no fue un derroche de virtudes, tampoco tan malo como el anterior. A éste le arrancó los pases que pudo, exponiéndose y derrochando valor. Sin embargo el de Juan Bernardo Caicedo se fue rajando prontamente y no permitió que cuajase una faena completa, ortodoxa, con orden y continuidad. A pesar de ello el presidente del festejo le concedió la música y posteriormente las dos orejas, en un acto por demás incomprensible.

Rafael Orellana, espigado coleta que dio la cara por la cantera criolla, tuvo la suerte de su lado debido a que el primer astado del lote hubo de ser devuelto tras el desprendimiento del casco delantero izquierdo. En su lugar lidió el primer sobrero de “Santa Fe”, al cual sacó provecho con sapiencia. Si bien es cierto que el mismo no fue un toro con trapío, también es cierto que fue bueno en la muleta, con fijeza y recorrido, que fue de menos a más. Supo templar las embestidas, bajando bien la mano y corriendo de forma acertada hasta vaciar las acometidas. Destacable fueron los naturales instrumentados, aguantando. En líneas generales, toreo a gusto y de forma variada. Finiquitó con un espadazo entero, visiblemente desprendido, seguido de un certero descabello. Recibió las dos orejas. En el último de la tarde convertida en noche el frío contagió a los presentes, quienes espantados por la lluvia comenzaron a salir. Ante las circunstancias Orellana cerró la primera de abono con un espadazo que derribó al morlaco sin puntilla tras pinchar dos veces en lo alto.

Ficha del Festejo:

XLIV Feria Internacional del Sol
Carnaval Taurino de América 2013
Primera Corrida de Abono
Plaza de Toros Monumental “Román Eduardo Sandia Briceño”
Mérida, Venezuela.

Un toro de “Santa Fe” para rejones, manso y descastado; y seis de Juan Bernardo Caicedo (el 3° de lidia ordinaria devuelto y sustituido por el primer sobrero de “Santa Fe”), bien presentados, descastados y sin recorrido. El sobrero de “Santa Fe” sin trapío, pero bravo y noble.
José Luis Rodríguez Agostini: oreja.

Manuel Díaz “El Cordobés”: palmas y dos orejas.

Juan José Padilla: palmas y dos orejas.

Rafael Orellana: dos orejas y silencio.

Presidente: Prof. Jorge Bustamante Calderón.

Entrada: tres cuartos de plaza.

Incidencias: llovieron las orejas gracias a la generosidad que cayó del cielo y abrazó los corazones de los presentes en el palco presidencial. 

Notablemente repleto el callejón de la Monumental de Mérida, plagado de cientos de personas sin justificación alguna y sin saber estar en él. 

Mozos de espada y subalternos españoles auparon al público clamando por indultos y trofeos inmerecidos.

Fotos: @eurolobo