viernes, 11 de septiembre de 2015

Aseguró Monseñor Porras

Sentencia condenatoria de López es una afrenta para los venezolanos

Euro Lobo SSCC / CNP 12.112

Como una vergüenza para el país y una afrenta para los venezolanos, calificó el Arzobispo de Mérida Monseñor Baltazar Porras, el fallo judicial que condenó al dirigente político Leopoldo López y que se conoció la noche del pasado jueves.

Señaló el prelado que al no haber autonomía de los poderes en nuestro país, la actuación judicial nos devuelve a la época de la inquisición, persiguiendo y condenando a quienes adversan al régimen, convirtiéndose los encargados de impartir justicia “en simples cumplidores de órdenes superiores”.

Quienes emitieron esta sentencia no deben tener la conciencia tranquila, puntualizó Monseñor Porras, quien además afirmó que actitudes así no favorecen la convivencia entre los venezolanos que ya viven la tragedia de un país polarizado, violento y desabastecido.

Criticó el arzobispo, la conducta que desde hace unos años han asumido los seguidores del oficialismo de realizar manifestaciones violentas cada vez que quienes se les oponen pretenden pronunciarse o cuando los poderes estadales les convocan para ocupar espacios que deben ser utilizados por todos. “Esto es muy dañino para la salud espiritual y para la convivencia del pueblo venezolano”, puntualizó monseñor.

video